Ladrones de energía¿No lo has notado?, están en tu entorno, a tu alrededor.
Fijate en la presencia extraña de unos seres que te roban energía con sus conductas. ¡No estas loco¡ Son los vampiros de energía.
Lo único que tienes que saber diferenciar es entre energía interior/exterior.
 
La energía exterior: la recogemos de nuestro alrededor a través del reconocimiento… el reconocimiento es una necesidad pero no debe ser un objetivo. Terminar viviendo tu vida entorno al reconocimiento, hace que pierdas el rumbo de tus habilidades, que ya no te producen  satisfacción en sí mismas, sino que las utilizas como monedas de cambio para conseguir el reconocimiento social; pasa de ser un medio, a ser un fin.
Pero ¿Qué pasa cuando el entorno no nos regala aire o energía? ¡PUES LO ROBAMOS¡ esa es la conducta que utilizan los (vampiros).
 
¿A quien se la robamos? 
A los demás, a las personas que están a nuestro alrededor.
 
¿Cómo identificar a los vampiros?
Vampiros succionan la energía utilizando algún tipo de conducta…fijaté en las personas que utilizan estas conductas (agresividad, victimismo, serviciales, preguntones-cotillas)
Agresividad: No dejando escapar a sus víctimas, por la relación que mantienen laboral-familiar provocando temor y rechazo.
Victimista: Están todos los días quejándose, centro de atención.
Serviciales: Sentirse útiles, hacen lo que pueden para parecer imprescindibles, agotándote.
Preguntones: Sus preguntas no demuestran interés por las personas, sino en los hechos, violando su intimidad.

Un deportista formado, no debe necesitar  reconocimientos externos, no necesita robar energía, en eso consiste la humildad, eso haría disminuir lo que viene a llamarse EGO.
Fran Delfín. Coach & P.N.L

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar